Assassin´s Creed y el Discovery Tour

Artículo publicado por Carles García, para Didáctica de las CCSS y TIC

Con ocasión del reciente lanzamiento, el pasado día 5 de octubre, de la última entrega de la franquicia Assassin´s Creed, creí  oportuno contactar con Diego para hacer una breve entrada y dar a conocer tanto esta entrega que llega como la inmediatamente anterior, puesto que incorporan un modo educativo que podría ser de utilidad para los docentes de la especialidad de Geografía e Historia.

En una anterior entrada hablé de la saga Assassin´s Creed, una franquicia de videojuegos de acción-aventura de mundo abierto de tremendo éxito, ambientados en diferentes períodos históricos del pasado. Por aquel entonces la última entrega era Syndicate (2015) y Ubisoft, ante las evidentes señales de agotamiento, había decidido dejar reposar la franquicia un tiempo, especulándose que la siguiente podría ambientarse en Egipto, como terminó sucediendo.

Origins, la que es actualmente la penúltima entrega, fue lanzada el 27 de Octubre de 2017 (con expansiones DLC lanzadas durante este mismo 2018), y supuso una pequeña vuelta de tuerca al concepto de la saga. Como su nombre indica, Origins se remontaba al origen de la Hermandad de los Asesinos, fechado durante el período helenístico de Egipto. En esta entrega el protagonista era Bayek, un medjay que ponía sus talentos a servicio de la reina Cleopatra para acabar con la Orden de los Antiguos (precursores de los templarios, los principales villanos en la historia de Assassin´s Creed), que controlan secretamente a su hermano el faraón Ptolomeo XIII. Como en anteriores ocasiones, la trama, sin dejar de resultar interesante, es lo de menos. La grandeza de esta saga, más que en el aprendizaje histórico (la historia después de todo es, en gran medida, una alterada y con importantes dosis de fantasía), reside en la posibilidad de viajar a lugares y tiempos pretéritos que, de otra forma, sería imposible o muy complicado; en este sentido también representa una alternativa muy válida para aquel que, por diversas razones, no pueda o desee viajar a Egipto.

Para el amante del Antiguo Egipto, ya sea o no aficionado a la saga de videojuegos, Origins es realmente un sueño (palabra empleada por el egiptólogo José Ramón Pérez Accino que avaló la fidelidad del videojuego durante la presentación del Discovery Tour en la Complutense) hecho realidad, al permitirnos contemplar los monumentos egipcios en toda su gloria, o al menos en un estado de conservación notablemente mejor que el actual; no olvidemos que en la época en la que transcurre el videojuego, durante el ocaso de la dinastía lágida, las pirámides ya eran milenarias. Así pues algunos monumentos estarán desgastados por el paso del tiempo pero todavía conservarán restos de policromía o, en el caso de la Gran Pirámide, gran parte de la brillante capa pulida de piedra caliza blanca de Tura, que en la actualidad solo se conserva en la parte superior de la pirámide de Kefrén.

El Antiguo Egipto que podemos visitar en Origins es, a grandes rasgos, el correspondiente con la parte norte del reino, compuesto de diversas regiones, que incluyen el Delta del Nilo, Cirenaica, Siwa, Menfis o Fayún, a las que debemos sumar en las expansiones The Hidden Ones (Los ocultos) y  The Curse of the Pharaoh (La maldición de los faraones), respectivamente el Sinaí, Tebas o el Valle de los Reyes. Las regiones del juego se encuentran pobladas por multitud de enclaves menores, como pueblos, fuertes, fincas, templos o tumbas; también hay varias ciudades, aunque ninguna tan vasta como las de las dos anteriores entregas, Syndicate y Unity, en las que teníamos dos enormes ciudades (el Londres victoriano y el París revolucionario respectivamente). Esto se compensa en Origins con un mapa más amplio y variado. De hecho nos encontramos nuevamente, y hasta el lanzamiento de la próxima entrega, ante el mapa más grande de la saga aunque, como es natural, cualquier videojuego de mundo abierto que recree una región o país tan inmenso como Egipto, debe de ser forzosamente uno a escala reducida. Esto significa que mientras los monumentos, como las pirámides se encuentran a tamaño teóricamente real, cruzar el mapa, de una punta a otra, es cuestión de unas pocas horas caminando o mucho menos tiempo si la travesía se realiza en navío por el Nilo o con montura.

Las ciudades más importantes en Origins son Alejandría, Menfis y Cirene, mientras que en las expansiones destaca Tebas. La ciudad fundada por Alejandro Magno es, naturalmente, el enclave más importante y majestuoso del juego, pero comparativamente con anteriores entregas presenta unas dimensiones moderadas, siendo también, seguramente, una representación de menos tamaño al alcanzado por la ciudad real durante la Antigüedad (tal como reflejan las ilustraciones de Jean-Claude Golvin que Ubisoft utilizó como referencia). Pese a ello, la recreación de Alejandría luce magnífica y parece muy verosímil. No se trata de una recreación exacta porque eso es, evidentemente, imposible. Alejandría es una ciudad sobre la que hay muy pocas certezas por los pocos restos arqueológicos conservados (muchos se encuentran en el fondo del mar), sin representaciones artísticas y sobre las que las fuentes escritas no aclaran demasiado (exceptuando el Faro); Ubisoft ha tenido que reconstruir sobre una base muy endeble en cuanto a referencias y el resultado difícilmente habría sido mejorable, tal como admiten los expertos.

La mayor novedad de Origins fue la incorporación, por primera vez en la saga, de un completo modo educativo que se llamó Discovery Tour y que se sacó como DLC gratuito para los que tuvieran el juego (pudiéndose también comprar aparte) unos meses después (el 20 de febrero del presente año) del lanzamiento del juego. Hasta entonces, y desde la “lejana” segunda entrega, todos los Assassin´s Creed traían consigo una enciclopedia que aportaba información sobre personajes, lugares, edificios, costumbres, sucesos, etc. Esta era una herramienta útil y agradecida pero imperfecta (el toque cómico le restaba seriedad) y no servía para aprovechar la estupenda ambientación que Ubisoft creaba, ideal para visitas turísticas como las que posibilita el Discovery Tour.

El Discovery Tour, desarrollado en conjunción con historiadores, egiptólogos y expertos en didáctica, es un modo de juego en el que el jugador puede visitar libremente el mapeado y sus diferentes localizaciones pero sin narrativa o interacciones de combate (ni siquiera con los animales) que entorpezcan la experiencia. Esto era algo que muchos llevábamos reclamando largo tiempo, para que pudiera aprovecharse educativamente en las diferentes etapas pues, recordemos, la saga Assassin´s Creed es desde sus inicios PEGI 18. En esa línea, con el objetivo de alcanzar al máximo público posible (no solo de países occidentales), además de eliminar la violencia en el modo educativo, Ubisoft también censuró (elegantemente eso sí, como podemos observar en el segundo 46 del vídeo promocional adjunto) en el Discovery Tour los desnudos de las estatuas greco-romanas.

 El Discovery Tour va más allá de que podríamos haber esperado ya que, además de poder vagar sin cortapisas por el enorme escenario, nos permite acceder a 75 visitas temáticas guiadas de diferente duración (algunas de hasta 25 minutos) englobadas en cinco categorías (pirámides, Egipto, Alejandría, vida diaria y romanos). Todas ellas se encuentran señalizadas en el mapa y pueden ser realizadas en el orden deseado, empleando diferentes avatares (como Julio César o Cleopatra), e incluyen paradas a lo largo del recorrido guiado en las que se abordan los temas acompañados de información textual,  auditiva e imágenes reales procedentes de museos o libros. Al tratarse de experiencias de corta duración este formato se adapta bastante bien a la enseñanza, pues la limitación de tiempo es, en general, una de las principales dificultades a la hora de llevar los videojuegos al aula.

Estamos, por tanto, ante una herramienta de aprendizaje en toda regla, que ya ha sido empleada con aparente éxito en escuelas o universidades (el vídeo de arriba narra una experiencia de Origins pero antes de que el Discovery Tour viera la luz) de todo el mundo y cuya eficacia ha quedado contrastada en un estudio con diferentes grupos de estudiantes. Lamentablemente el Discovery Tour no se ha actualizado para incluir visitas de las expansiones que abrían el juego al Sinaí (The Hidden Ones) o Tebas y el Valle de los Reyes (The Curse of the Pharaoh). Hubiera sido altamente deseable tener visitas guiadas a Karnak, Luxor, el Templo de Hatshepsut, o las diferentes tumbas del Valle de los Reyes que se pueden visitar virtualmente durante los citados DLCs.

 

Assassin´s Creed Odyssey

La siguiente entrega de Assassin´s Creed llegó a las tiendas físicas y digitales el pasado 5 de octubre, casi un año después de Origins (aunque realizada por otro estudio diferente, por lo que llevaba varios años de trabajo detrás). La nueva entrega se llama Odyssey y transcurre en la Antigua Grecia durante la Guerra del Peloponeso; es decir, en el apogeo de la cultura griega clásica. Al igual que su predecesor, Odyssey está disponible tanto para PC como consolas de actual generación (PS4, PS4 PRO, Xbox One, Xbox One X); como siempre, con el hardware adecuado, la versión para ordenador es la más potente, pero en PS4 Pro y Xbox One X, con pantallas 4K y HDR el resultado visual también es muy espectacular.

En Odyssey podemos llevar, como ya hicimos en Syndicate, a dos hermanos de origen espartano: Alexios y Kassandra. En esta entrega nuevamente el combate naval cobra importancia, contando con un navío con el que nos desplazaremos por las diferentes islas griegas del Egeo. En términos jugables Odyssey continúa la evolución iniciada en Origins, de tal forma que ahora parece más un RPG histórico que un Assassin´s Creed de hace diez años, habiéndose potenciado el diálogo (pudiendo escoger diferentes opciones), el argumento o el sistema de combate. También continúa con la senda iniciada en Origins y la mitología tiene su hueco (aunque justificada dentro del lore de la saga), una decisión razonable considerando la importancia de la mitología griega.

El mundo de juego será, nuevamente, el más grande de la saga, y en número de horas posiblemente también, con un arco principal que lleva alrededor de 40 horas de completar, sin contar misiones secundarias y actividades, que pueden fácilmente doblar esa cifra. Como es habitual, algunas de las misiones se inspiran en eventos históricos o involucran a conocidos personajes del pasado entre los que destacarían Heródoto, Hipócrates, Sócrates, Cleón, Fidias, Aspasia de Mileto, Pericles o Leónidas (la introducción se desarrolla durante la Batalla de las Termópilas). Así pues, una de esas misiones consiste, por ejemplo, en liberar a Fidias de su cautiverio y llevarlo a una localización segura, mientras que otra trata de amañar un proceso de ostracismo, ambas encargadas por el mismísimo Pericles.

Las regiones que podremos visitar en el juego incluyen el Peloponeso (Mesenia, Arcadia, Argólida, Élide, Laconia, Acaya y Corintia), el Ática, Beocia, Fócida, la Lócrida, Tesalia y multitud de islas (como Delos, Lesbos, Naxos, Miconos, Paros o Creta). La ciudad más grande, como es obvio, será Atenas, con un nivel de detalle muy logrado (para prueba el vídeo adjunto), pero estará plagada de otras grandes ciudades como Esparta, Corinto, Argos o Tebas; en total, alrededor de 30 ciudades-estado. Obviamente, de nuevo, será una Grecia a escala. Para quién tenga interés en consultar el mapa aquí tiene una versión (en progreso) interactiva:

https://www.ign.com/maps/assassins-creed-odyssey/greece

Los análisis del juego avalan la calidad del título pero a nosotros, como educadores, lo que nos interesa más es su potencial educativo. Y en este sentido estamos de enhorabuena pues con Odyssey el Discovery Tour regresará. Aunque esto último era algo prácticamente cantado la confirmación no deja de ser una excelente noticia. Ciertamente no tenía ningún sentido dar un paso atrás, considerando que la compañía gala recibió muchas alabanzas por la inclusión de un modo educativo en la anterior entrega y tratándose de la Grecia clásica, un territorio y un período con tanto potencial. No hay confirmación de la fecha en la que hará aparición pero lo más seguro es que, como la vez anterior, tenga lugar dentro de unos meses, a comienzos del año próximo. Tampoco hay confirmación pero parece que hay ambición para superar el primer Discovery Tour, que no olvidemos fue una primera aproximación.

Por cierto, en el marco del contenido post-lanzamiento de Odyssey, además del modo Discovery, se lanzará también Assassin´s Creed III Remastered, remasterización a cargo del estudio de Ubisoft ubicado en Barcelona que incluirá todo el contenido de la tercera entrega (ambientada durante la Guerra de Independencia de las 13 colonias) y Assassin´s Credd Liberation (el spin off en Nueva Orleans protagonizado por la primera protagonista femenina de la saga); Ubisoft asegura que además de los gráficos mejorados y soporte 4K y HDR, incluirá mejoras en las mecánicas de juego.

Conclusión

El esfuerzo de Ubisoft con el Discovery Tour es loable considerando que ha requerido de una considerable inversión (estamos hablando de muchos meses de desarrollo con decenas de trabajadores implicados) y que, posiblemente, en términos estrictamente económicos no les salga rentable. Desde la compañía francesa afirman que decidieron seguir adelante porque sabían que habían creado algo especial y querían compartirlo, pero sin duda también para satisfacer la demanda por parte de los docentes, instituciones educativas o museos. Ubisoft sin duda ha puesto el listón alto al resto de compañías, pero eso no significa que debamos esperar que, a partir de ahora, la inclusión de un modo educativo vaya a ser la norma entre los videojuegos de corte histórico. No es algo que vaya a suceder, al menos no a medio plazo.

Por prometedor que resulte el modo educativo de Assassin´s Creed, debemos ser conscientes de que a día de hoy se trata de una excepción. Solo las grandes compañías pueden permitirse un dispendio similar y no todas parecen dispuestas; hasta el momento Ubisoft es la única que ha llegado tan lejos proporcionando un material educativo de tanto valor. También es cierto que el formato de visitas temáticas del Discovery Tour tiene mucho más sentido en la saga de Ubisoft, con sus grandiosas recreaciones excelentemente ambientadas, que en otro tipo de videojuegos, como los del género de la estrategia (al que pertenecen la mayoría de títulos históricos).

No obstante no debemos de olvidar que son muchos los videojuegos históricos que ofrecen, desde hace bastante tiempo, materiales adicionales que permiten ampliar los conocimientos más allá del aprendizaje que se adquiere jugando. Me refiero especialmente a las enciclopedias o bases de datos,  habituales en los principales videojuegos históricos desde que las popularizara el mítico Age of Empires II, destacando las que acompañan a las diferentes entregas de Total War (https://attila-enc.totalwar.com/#/) o Civilization (http://www.dndjunkie.com/civilopedia/es-es/CIVILIZATION_HOME.aspx); fuera del género de la estrategia también podemos ejemplos muy logrados en Battlefield 1, con cerca de 300 entradas sobre la Primera Guerra Mundial o en Valiant Hearts, también sobre la Gran Guerra, uno de los videojuegos bélicos más emotivos de los últimos años y con una base de datos muy completa y profesional. Sin embargo lo cierto es que, desde el lanzamiento del Discovery Tour, cualquier añadido extra si bien apreciado sabe a poco.

Por último me gustaría plantear una reflexión personal aunque no sea precisamente nueva. El Discovery Tour es, hasta la fecha, la mejor evidencia del potencial de los videojuegos para la enseñanza, particularmente para la didáctica de la Geografía y la Historia. No es que antes jugando los jugadores no aprendieran sobre el entorno, la economía, la sociedad, el urbanismo, la arquitectura, sucesos, etc. bien jugando o bien consultando la base de datos incluida, pero es evidente que no es ni remotamente comparable a la experiencia educativa creada por Ubisoft.

Es una realidad que la tecnología cada vez tiene más presencia en la enseñanza, algo positivo en la medida en la que facilitan la labor docente; el libro electrónico, las tabletas y los ordenadores portátiles son una alternativa en auge a la hegemonía del libro físico. En la misma línea, los videojuegos históricos deberían ser considerados un recurso de apoyo más de utilización puntual, como lo son desde hace tiempo otros materiales audiovisuales, que recordemos que en su día también suscitaron incomprensión pero hoy en día pocos cuestionan su utilización. Películas, documentales, novelas, cómics y videojuegos históricos son herramientas que el docente de Historia debería conocer para poder utilizar y, de hecho, los alumnos del Máster de Formación del Profesorado ya reciben nociones al respecto. Y es que los videojuegos son eso, herramientas que pueden servir para involucrar a los estudiantes, que en su inmensa mayoría son jugadores y no vienen en ningún caso a reemplazar al profesor, tal como recordaba Maxime Durand, el historiador jefe de la saga Assassin´s Creed, en una entrevista concedida recientemente a Educación 3.0. Los profesores debemos reconocer el enorme potencial inherente al hecho de poder enseñar a un alumno con la ayuda de un videojuego como Origins pues la enseñanza se ve enriquecida cuando el alumno tiene la oportunidad de interactuar con el mundo sobre el que está aprendiendo. Leer sobre la Gran Pirámide es una cosa, tener la oportunidad de adentrarse en su interior es ciertamente otra cosa muy distinta.

 

Anuncios

Acerca de Diego Sobrino

Profesor de Geografía e Historia. Blogger. Didáctica de las Ciencias Sociales. TIC. Comunity Manager. Socialmedia. SEO. RRSS. Creador de http://clioenred.com @dsobrino @CLIOENRED
Esta entrada fue publicada en DIDÁCTICA DE LAS CCSS, NOTICIAS, VIDEOJUEGOS EDUCACIÓN y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s